La reflexología es un método para activar los poderes curativos del cuerpo. Una técnica que no es nada moderna. El nexo entre la reflexología antigua y la moderna es la explicación de que hay zonas de energía que recorren el cuerpo humano formando áreas reflejas en el pie, las cuales corresponden a la mayoría de órganos, glándulas, funciones y zonas anatómicas del cuerpo. Se ha demostrado que el pie por su extrema sensibilidad es el área donde la respuesta posee mayor eficacia terapéutica.
La reflexología reduce el stress: cuando no lo dominamos bajan las defensas del organismo y nos hacemos más susceptibles a las molestias físicas y a la enfermedad. Se estima que el 75% de todas las enfermedades tienen su origen en el stress.

La estimulación de las terminales nerviosas envía estimulación a la médula espinal y al cerebro, y estos envían instrucciones a los órganos y a los músculos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted